domingo, 5 de abril de 2020

«El único hombre vivo», de Mario Gómez Giménez



El único hombre vivo
Mario Gómez Giménez

Editorial: Universo de letras
Páginas: 428
Precio: 19,00€(físico) / 5,22€ (Kindle)



El día 28 de junio de 2019 el Hospital Clinic registra el ingreso de varios pacientes por una extraña enfermedad que parece ser la causante de varios altercados en las tranquilas calles de Barcelona. Tan solo doce horas después, el Govern de Catalunya sitia la ciudad siguiendo un misterioso protocolo de cuarentena. Reina el caos y el terror cuando la enfermedad se desata sin control por la ciudad, causando miles de muertes por enfrentamientos contra los infectados. Alex Torrent, un joven policía de los Mossos d’Esquadra, luchará para sobrevivir en una ciudad conquistada por la supuesta enfermedad. Mientras, fuera de Barcelona, Eva Llull y su equipo de investigación periodística, tratarán de investigar la causa de los hechos, la desinformación de los medios de comunicación y las extrañas maniobras de los gobiernos detrás de esta trama para esclarecer la verdad.


¡Hola, hola! ¿Cómo estáis? Me paso por aquí para amenizar un poquito la cuarentena con una reseña, que, oye, si os descubro una gran lectura, eso que os lleváis. Vengo a hablaros de un libro que leí hace ya unas semanas, y que, aunque se sale del tipo de novelas que suelo leer, me ha gustado bastante. Como habréis visto, el libro en cuestión es El único hombre vivo, de Mario Gómez Giménez.
El único hombre vivo nos cuenta dos historias que suceden paralelamente en Barcelona cuando una especie de brote de violencia asola la ciudad condal. Por un lado, Alex Torrent, un mosso, se ve sobrepasado por la cantidad de avisos que están recibiendo desde todos los puntos de la ciudad. A partir del momento en el que esta extraña enfermedad empieza a extenderse, el joven mosso tendrá que tratar de sobrevivir por todos los medios posibles. 
Por otro lado, Eva Llul es una periodista que, a pesar de los impedimentos y el secretismo que rodean el caso por parte de los medios y de los propios gobiernos de diferentes países, está dispuesta a llegar hasta el final con su grupo de investigación.
Aunque tendremos más personajes en la novela, el protagonismo recae en estos que os comento. La historia se divide en capítulos, y en ellos se van alternando las dos tramas: la protagonizada por Alex y la protagonizada por Eva. Creo que con la parte que mejor he conectado ha sido con la de Eva, probablemente porque soy una de esas personas que si no saben la verdad se meten donde haga falta para descubrirla… Y el misterio que rodea la extraña enfermedad que se extiende por Barcelona es de esos que mantendrían en vela a cualquiera. 
Es, precisamente, ese el punto más positivo de la novela: la intriga. De alguna forma, Mario crea una historia que te hace querer saber más, llegar al fondo del asunto. ¿Por qué está pasando eso? ¿De dónde viene? ¿Por qué los medios no reflejan la realidad? MALDITA SEA, ¡¿qué está pasando?! Toda esa intriga, ese misterio que rodea la historia, es lo que más me ha gustado porque me ha tenido nerviosa hasta el final, pasando las páginas sin apenas darme cuenta. 
La ambientación, por su parte, me ha parecido genial. No he estado nunca en Barcelona y los detalles de las descripciones, que están presentes sin agobiar al lector ni hacer pesada la narración, me han hecho sentirme allí, lo que considero un punto muy favorable. 




En general es una novela muy entretenida, con una prosa ágil y directa y una buena dosis de misterio que puede gustar tanto a aquellos que no estén familiarizados con el género, como es mi caso, como a aquellos que sí lo estén. 


¡Muchísimas gracias, Mario, por el ejemplar para la reseña! <3

2 comentarios:

¡Hola! ¿Sabías que mi blog se alimenta de tus comentarios? Pero antes, vamos a diferenciar SPAM bueno y SPAM malo.
-SPAM bueno: haces un comentario y después me dices: oye, Lau, yo también tengo un blog, por si te apetece pasarte.
SPAM malo: HOLA MIRA MI BLOG: www.tuentradamelasoplasolohevenidoahablardemiblog.blogspot.com

Si me dejas SPAM bueno, (y sin dejármelo, porque devuelvo comentarios) normalmente visitaré tu blog.
Si me dejas SPAM malo, te ignoraré, borraré tu comentario y te castigaré a escribir 'NO HARÉ SPAM' con el boli chungo de la Umbridge.

Dicho esto, ¡gracias por tomarte un ratito para escribirme! Eres un amor.