sábado, 13 de septiembre de 2014

Silber. El primer libro de los sueños -Kerstin Gier-


Silber. El primer libro de los sueños.

Autora: Kerstin Gier
Saga:  1/3
Editorial: Ediciones B. B de Blok.
Publicación:2014
Precio: 16,00 €


Misteriosas puertas con tiradores en forma de lagartija, figuras de piedra parlantes y una niñera enloquecida con un hacha en la mano... Últimamente, los sueños de Liv Silber son bastante inquietantes. Sobre todo uno de ellos le preocupa muchísimo. En ese sueño se encuentra en un cementerio, de noche, observando a cuatro chicos que llevan a cabo un sombrío ritual. Los chicos guardan una relación muy real con la vida de Liv, puesto que Grayson y sus tres mejores amigos existen de verdad. Hace poco que Liv asiste al mismo instituto que los cuatro, quienes en realidad parecen bastante simpáticos. Sin embargo, lo que resulta realmente inquietante —mucho más inquietante que el cementerio por la noche— es que los chicos saben cosas sobre ella que durante el día jamás manifiestan... hasta que llega la noche y, con ella, el sueño. Liv ignora cómo lo saben, es un misterio absoluto, y ¿quién se resiste a investigar un buen misterio?

He de confesar que soy un desastre. Así, de primeras. Pues sí, lo soy, pero estoy intentando remediarlo, no me juzguéis. Digo esto porque resulta que a pesar de haber amado con todo mi ser Rubí no he seguido con la trilogía y a día de hoy me arrepiento porque adoro a esta autora. El caso es que cuando salió Silber, el primer libro de los sueños, no lo dudé. Supe que tenía que leerlo, y más pronto que tarde, además. 
Silber nos cuenta como la vida de Liv va cambiando a partir de conocer al que será su nuevo hermanastro, Grayson. Toda su vida pega un cambio enorme al mudarse, cambiar de instituto, de casa, de compañías. Ella empieza a soñar cosas terriblemente extrañas en las que aparecen cuatro chicos. Cuatro chicos a los que conoce en persona, que van a su nuevo instituto. Todo comienza a ser extraño a su alrededor, los sueños parecen increíblemente reales y nuestra protagonista no parará hasta conseguir respuestas. 
Como siempre, comienzo por los personajes. Liv me ha encantado, es borde, muy firme en sus decisiones y tiene una personalidad muy marcada. Tiene un humor que hace de ella un personaje adorable. Lo mismo puedo decir de su hermana, Mia, la cual es super sincera. Por otro lado tenemos a Grayson, el hermanastro, un chico que esconde un secreto en el que Liv se verá envuelta desde el principio, y sus amigos del alma, Henry, Jasper y Arthur. Cada uno de ellos tiene su parte importante en la historia. 
La novela está narrada en primera persona desde el punto de vista de Liv, lo que le da un toque humorístico perfecto a la historia con su perfecto tono irónico. Vamos viviendo con ella cada uno de esos extraños sueños que no la dejan descansar tranquila, donde nada es lo que parece, o quizá sea precisamente eso, lo que parece.
El romance no tiene un gran protagonismo en este libro, pero cuando asoma su cabecita no está para nada edulcorado, al contrario, es tan natural y perfectamente imperfecto como en la vida misma, no sé para vosotros, pero para mi eso es un punto a favor. (Ya, seguro que todos estáis pensando que soy de lo más romántico que hay... Y, bueno, sí, mi autor favorito es Nicholas Sparks e.e) 
La historia es pausada, que no lenta, tiene un ritmo constante pocas veces alterado (ahora, cuando lo altera, lo altera bien) y su lectura es muy ligera. Kerstin sabe dejarte con ganas de saber más, de pasar al siguiente capítulo aunque se te estén cerrando los ojos. Además, aunque es cierto que el tema de los sueños ya está algo gastado, Kerstin crea una historia totalmente original, un mundo paralelo más oscuro de lo que podemos imaginar. Por otro lado, deja varias incognitas sin resolver, a pesar de que el libro en un principio puede parecer autoconclusivo, que yo aun tengo ganas de descubrir. Quizá me ha parecido algo más infantil que Rubí (sip, las comparaciones son odiosas) y por eso no me ha llegado a cautivar tanto, pero la historia de momento merece la pena. 

Una historia original, divertida a la par que oscura. Con unos personajes difíciles de olvidar por su sencillez, su humor, su humanidad y su bien perfilada adolescencia. La pluma de Kerstin vuelve a sorprender una vez más con un principio de saga que promete mucho. 


¡Mil gracias a Ediciones B por el ejemplar para reseña! 

5 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Lo tengo en casa y entre pitos y flautas no me he puesto aún con él pero tengo muchas ganas porque la saga de Rubí me encantó, los tres libros son una pasada y además van mejorando, así que espero que pase lo mismo con esta saga ^^

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hi!
    No me termina de convencer este libro; en general tiene todos los elementos para que me guste, así que no descarto leerlo en un futuro.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. me parecen muy curiosos esos libros, por cierto me encanta tu portada de blog!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! ¡Muy buena la reseña! Me quedo por aquí :D
    ¡Pásate/sigue mi blog literario también!
    http://lecturasveycmusic.blogspot.com.es/
    ¡Un Beso!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! La verdad es que este libro me llama mucho la atención, pero que haya más de un libro quizás me frena más... de momento creo que lo dejaré pasar.

    Un beso ^^

    ResponderEliminar

¡Hola! ¿Sabías que mi blog se alimenta de tus comentarios? ¡Hazme un poco más feliz dejándome tu opinión! Pero recuerda, siempre desde el respeto y sin SPAM.